¿Insegura? ¿Quién? Yo?? Naaaa

Te miras al espejo, si… nooo…. Mejor me pongo algo más largo, y más grande… Y bueno terminas como una carpa tapada, de negro en invierno, de colores (con suerte) más claros en verano.

Estas en la playa cual crisálida envuelta en pashiminas que te compraste especialmente para esa ocasión. ¿Realmente estas cómoda así? ¿Te hace feliz esa manera de tratar tu cuerpo? Si, la respuesta es sí. Continua tu camino y no pierdas tiempo en esta nota.

Si en cambio, eres del grupo de las que desean cambiar su manera de verse a si mismas. continua tu lectura.

La inseguridad frente al espejo no perdona ni sexos ni edades, muchas veces se debe a cambios bruscos en nuestra vida. Maternidad, subidas de peso, cambios de década, separaciones y mil etc.

Pero todo, absolutamente todo en esta vida tiene opciones. Y tus opciones son seguir en ese estado de inseguridad o salir a buscar tu autoestima. Puedes ir a terapias, realizar ejercicios, o gastar mucho dinero en objetos (ropa o cosas simplemente). Pero nada te hará sentir mejor contigo misma que observarte y aprender a querer esas partes de ti que si te gustan, y ejercitar la autoaceptación de las que no. No es un proceso mágico, y mi trabajo (como asesora de imagen) solo es una parte, si quieres la más técnica. Pero, la más importante es la tuya. La de quererte.

Aimé

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.